miércoles, 23 de abril de 2014 REGISTRARSE    INICIAR SESIÓN

GOL   España   Austral   alianzas   aviación naval   gremios   cargas   Alitalia   Jaime   Avianca   Oceanía   tarifas   Centroamérica   accidentes e incidentes   rampa   low cost   American   Asia   Sky Airlines   AA2000 / América   Uruguay   radares   aviación deportiva   British Airways   demoras y cancelaciones   Boeing   servicios   Canadá   Portugal   Italia   combustible   LAPA   Andes   aeronaves oficiales   fusiones / compras   Air France   Bolivia   Bombardier   salud   Airbus / EADS   Cuba   Aerolíneas Argentinas   Reino Unido   TAM   Francia   Lockheed   pasajeros   Estados Unidos   turismo   Taca   London Supply   Lufthansa   Qantas   Ecuador   ferias / exposiciones   privatizacion   KLM   Delta   LAN   Fuerza Aérea   AeroChaco   Brasil   LADE   subsidios   Marsans   Iberia   Venezuela   aeropuertos   rutas   impuestos / tasas   cenizas   MacAir   Pluna   flota   paracaidismo   EasyJet   Paraguay   Africa   De Vido   Virgin   China   Fábrica de Aviones   Perú   Spanair   Alemania   IATA   OACI   Emirates   United   Parlamento   Europa   aeroclub   Ryanair   Chile   Colombia   Malvinas   aeronaves de emergencias   Japón   AENA   ANAC   India   aviación ejecutiva   SOL   medio ambiente   Continental   frecuencias   balances y resultados   estatización   México   Embraer   Rusia   helicópteros  
16/03/2009 12:00:00 a.m.
Ecuador - El cielo se reparte entre 6 aerolíneas

El mercado de la aviación doméstica en el país dará un giro en la primera quincena de abril. A partir del 13, la aerolínea Lan empezará a competir con las compañías Tame, Aerogal, Ícaro, Saéreo y VIP.

Maximiliano Naranjo, gerente de Lan en Ecuador, indicó que el modelo de negocio de la compañía estará dirigido a nuevos públicos “que viajan por vía terrestre por no tener opciones tarifarias y a aquellos turistas extranjeros que ingresan al país por medio de Lan y que quieren hacer turismo interno”. Según sus estudios, 7 millones de personas viajan anualmente por tierra a Guayaquil y Cuenca. De ellos, 2,9 millones lo hacen por negocios y 1,2 millones regresan el mismo día. “Ahí existe un mercado por explotar”, señala Naranjo.

La operación de Lan comenzará en la ruta Quito-Guayaquil, la más cotizada por las aerolíneas. Para ello, contará con dos aviones Airbus 318 para 120 pasajeros. En mayo llegará otra aeronave para las rutas Quito-Cuenca y Guayaquil-Cuenca. Las operaciones internas de Lan han demandado unos 200 empleos entre pilotos, personal de tierra, mantenimiento, tripulantes de cabina, ventas..., asegura María Rosa Fabara, asesora legal de la aerolínea.

La compañía quiere que su debut en el mercado ecuatoriano se traduzca en clientes frecuentes, para lo cual lanzará una tarifa promocional de USD 60 en los vuelos Quito-Guayaquil ida y vuelta. Según Naranjo, ese precio de introducción se aplicará para ganar mercado y durará 30 días. Las tarifas reales ya fueron presentadas a la Dirección de Aviación Civil pero aún no son públicas.

El capitán Guido Saltos, presidente ejecutivo de Ícaro, espera que Lan sea un competidor leal con los costos de operaciones. Sin embargo, dice que, aunque la entrada de otra compañía afecta a todas las aerolíneas, no está preocupado. “El servicio que brindamos es único y nos diferenciamos por calidad, puntualidad y alta seguridad de nuestra operación”.

Gabriela Sommerfeld, presidenta ejecutiva de Aerogal, también asegura que no le teme a la competencia, pero enfatiza que sí está molesta por el cambio de decisiones adoptado por el Consejo Nacional de Aviación Civil respecto a Lan. Se refiere a las modificaciones que se hicieron a la resolución del 23 de diciembre de 2008. Hasta esa fecha, Lan tenía 35 frecuencias semanales entre Quito y Guayaquil, su concesión era por dos años, las auditorías eran semestrales y solo podía operar como comercializadora a Galápagos. Con la nueva resolución del Consejo, del 4 de marzo, el número de frecuencias subió a 49, se amplió la concesión a cinco años, las auditorías se realizarán luego de 19 meses y podrá volar a Galápagos con aviones propios.

Para Sommerfeld, “no será una sorpresa si el Consejo saca una nueva resolución a favor de Lan en 90 días más. La ampliación del plazo para las auditorías son una burla, en ese tiempo la aerolínea puede hacer lo que quiera con el país y las firmas nacionales”.

Sin embargo, el capitan Guillermo Bernal, presidente del Consejo, explicó que Lan apeló la primera resolución del 23 de diciembre y se analizó su argumentación.

Así, se les quitó la “discriminación en cuanto al tiempo de concesión ya que todas las aerolíneas disponen de cinco años”. Si bien la compañía pidió 77 frecuencias en la ruta Quito-Guayaquil para demostrar que pueden incorporar más pasajeros en esa ruta, “el Consejo concedió 49 porque era lo mínimo que necesitaba”. También justificó que el plazo de las auditorías se amplió “hasta que se afiancen en el mercado”. Admitió que el Consejo se equivocó al no autorizar desde un principio la operación a Galápagos en código compartido. Así se aprovechará las frecuencias que están asignadas pero no se usan.

Lan espera esta semana el sí del Consejo para empezar a comercializar sus pasajes.

Las frecuencias a revisión

Las autoridades aeronáuticas empezarán a revisar las frecuencias asignadas a las aerolíneas nacionales en sus diferentes rutas.

La razón es que existen frecuencias que no se usan actualmente y que pueden entregarse a otras operadoras que sí puedan utilizarlas. En estos momentos,

Tame tiene asignadas 281 frecuencias y usa 213. De allí, le siguen Aerogal e Ícaro.

El resultado es que de 789 frecuencias otorgadas por el Estado, el 48% no se opera. De hecho, uno de los argumentos que utilizó Lan para operar en el mercado doméstico es que sí hay espacio para una nueva operadora.

Guillermo Bernal, presidente del Consejo Nacional de Aviación, indicó que ya se están depurando las frecuencias internacionales y desde abril se empezará con las nacionales. La idea es otorgar frecuencias en función del número de aviones que tenga una compañía. Cada mes, las aerolíneas deben justificar por qué no
han utilizado todas sus frecuencias y, si las razones no son pertinentes, Bernal aseguró que se les retirarán las frecuencias.

Algunas aerolíneas saben lo que se viene y ya planean aumentar sus flotas para cubrir las rutas y frecuencias asignadas. Ícaro, por ejemplo, planea retomar sus rutas a Loja y Coca en un futuro inmediato. Y en abril iniciará vuelos regulares hacía Galápagos. Para ello, el capitán Guido Saltos, presidente ejecutivo de Ícaro, dijo que contempla un aumento de su flota, pero no especificó el número de aviones ni cuándo llegarán.

Fuente: elcomercio.com

 



  COMENTARIOS

  VOLVER
© Copyright 2008 | Informe Aeronáutico